CHINA

 

Hace cien años, en 1916, se estaban viviendo dos importantes transformaciones en las estructuras de dos grandes naciones que tendrán repercusiones sobre todos los países del mundo: La emergencia de Estados Unidos como potencia económica, social y militar (el mercado nacional que se constituye luego de la guerra de Secesión, 1865) y la revolución Rusa de 1917, con la imposición del socialismo como régimen multinacional. (Mesa Chica, 2010)

En Colombia esta novedad fue expresada por el Presidente Marco Fidel Suárez, en el idioma de la Edad Media, “respice polum” (miremos al polo) y lo que quería decir era: dejemos de ver a Europa y en particular a Francia y volvamos los ojos al nuevo poder internacional, los Estados Unidos de Norteamérica, a pesar de la negativa del Congreso norteamericano de aprobar el Tratado, mediante el cual se reconocía la indemnización a Colombia por la separación de Panamá. El Tratado fue aprobado en 1921, con el desarrollo de la exploración petrolera. (Mesa, 1980) (Rausch, 2014)

El surgimiento de la Unión Soviética en 1917 también tendrá su impacto en todo el mundo, y en Colombia a la vez que empezará a desarrollarse una legislación laboral en la que se reconocían las primeras organizaciones obreras, el derecho a la huelga, se dieron los primeros temores por la llegada del “bolchevismo” al territorio nacional. Todo está muy bien estudiado en el libro de la profesora Jane Rausch “Colombia and World War I. The Experience of a Neutral Latin American Nation during the Great War and Its Aftermath, 1914-1921”. (La Gran Guerra, como fue llamada por muchos años) (Rausch, 2014).

Lo ocurrido durante estos 100 años es historia. Se sabe que la Gran Guerra terminó y luego vino la Segunda Guerra Mundial y el nuevo orden mundial, como resultado de esta guerra. En seguida la Guerra Fría, que terminó en 1989, con la disolución de la Unión Soviética. Simultáneamente, la nación colombiana siguió durante todos estos años “mirando hacia el polo”, es decir, hacia los Estados Unidos, el cual se ha convertido en el principal comprador y vendedor de mercancías, como todas las cifras lo señalan. Sin desconocer al socio comercial que es Venezuela.

Hoy, en 2016, nos encontramos en una nueva época que apenas empieza a ser comprendida por los académicos y dirigentes, en primer lugar, y por la ciudadanía, con menor intensidad, en segundo lugar.

La política de intervención del Estado nacional en la economía, fundamentada en la teoría del economista inglés John Maynard Keynes y luego el surgimiento del “Estado de Bienestar” vigente hasta nuestros días en aquellos países, fue el desarrollo de alternativas ante el surgimiento del experimento político del “socialismo real” en la URSS. No se puede entender el Estado de Bienestar en Europa, Estados Unidos y Japón, si no se recuerda que, simultáneamente, la Revolución Soviética había llevado a la transformación profunda de la sociedad rusa que venía del medioevo ortodoxo, y de otras naciones vinculadas con dicha revolución. Se hacía necesario promover los beneficios de la sociedad capitalista occidental ante el experimento socialista soviético, que posteriormente cometió errores profundos, como todo experimento humano, con el costo dramático de millones de vidas humanas. (Mesa Chica, 2010)

En los años treinta del siglo XX se produce otra importante alteración de la vida en un país, que empieza a tener un impacto cada vez más fuerte en la vida mundial: China.
Con la llegada de Mao Zedong al poder, orientado por convicciones comunistas y budistas se inicia un largo camino que hoy no termina, sino que empieza a tener impacto sobre todo el planeta, como resultado del desarrollo científico y comercial del gigante asiático. (Kissinger, 2011)

China se apoya en la productividad del capitalismo occidental para construir su propia economía nacional. Se asimila el desarrollo científico y se entrena a sus trabajadores, los cuales han sido formados en las universidades más prestigiosas del mundo. También construye un sistema universitario con más de 40 millones de estudiantes y un millón de profesores universitarios. (investigador, 2011)

En 1948 se logra la independencia de la India, que hasta ese momento era colonia de la Gran Bretaña, o Inglaterra o el Reino Unido, nación que, recientemente, ha aprobado salir de la Unión Europea, su casa común. Ahora empezaremos a ver qué es lo que hay detrás de esta decisión y de la sobrevivencia que logra Alemania en el tiempo presente.
Si estuviéramos en la época anterior tendríamos que decir en el idioma de la Edad Media, “respice Oriente” (miremos al oriente), pero como nos encontramos bajo el imperio del Polo Norteamericano debemos decir “look east” (miremos al Oriente)

Es necesario darse cuenta en nuestros días que nos encontramos en los albores de una nueva época, en la que la China, junto con la India y tal vez Rusia, se ubican en el primer lugar de la economía mundial, desplazando a los Estados Unidos y a Europa. Pero el asunto no termina ahí. Lo que sucede es que estos países tienen o tuvieron una orientación “comunista” o “socialista”, es decir que la renta nacional no es capturada por capitalistas privados, principalmente, sino por el Estado nacional. Se están dando los primeros pasos hacia la “inviabilidad histórica” del capitalismo, por la tendencia a la reducción de la tasa media de ganancia, que generan la “productividad del trabajo” y la acumulación estatal pública de la ganancia, en una época de capitalismo mundial. (Marx, 1997)

Son decenas los Convenios y Tratados comerciales y de entendimiento que los chinos vienen firmando con los griegos, con los rusos, con georgianos, con laosianos, cambodianos, vietnamitas, coreanos y por supuesto con los alemanes, con los ingleses, y con países de América Latina y África, con los cuales se asegura la salida de sus productos o mercancías hacia los mercados cercanos de Asia y Europa o lejanos de América Latina y África, además de muy buenas relaciones. (Martínez, 2016)

Debemos entender que esta nación con casi 1400 millones de habitantes, todavía tiene 600 millones de personas en la pobreza medieval de la época de los Emperadores chinos. Sobre China y en general las economías asiáticas y su presencia en la economía mundial desde 1400 es pertinente adentrarse en la investigación que adelanta Andre Gunder Frank. (Frank, 2008)

Y todos los gobiernos angustiados ante las nuevas “pesadumbres” que se avecinan, sin comprenderlas con mucha precisión, se mueven hacia cualquier lado. Allí está parte de la angustia norteamericana actual, ante la conciencia de que en cuatro o cinco décadas será la segunda o tercera economía del mundo y, además de la superación de la “mono polaridad” la superación del “capitalismo moderno” aparecido en el siglo XVI.

Aquí se encuentra la explicación a las “críticas al neoliberalismo” y a los movimientos desesperados de los organismos financieros internacionales: así como el capitalismo mostró su capacidad de ser más “productivo” que el mundo feudal y la organización artesanal del trabajo, la organización China, India y Rusa de la economía, están mostrando una mayor productividad que el capitalismo tardío actual.

Por supuesto que los capitalistas no están dispuestos a darse por vencidos antes de la asfixia total. Así como los viejos moldes se resisten a desaparecer, las viejas formas de acumulación privada de capital, se niegan a ver sus horas contadas. Es como si a mediados del siglo XXI fuéramos a tener opciones de aplicar algunas teorías sobre superación del capitalismo, en sociedades reales.

Y entonces ¿Cómo se puede interpretar, en este contexto el desarrollo del “terrorismo en Oriente medio? Hay un nuevo escenario geopolítico internacional. Ya no es el tiempo de la mono polaridad o de la bipolaridad, sino de la multipolaridad. El Medio Oriente es un escenario en el que existen importantes recursos energéticos, pero también el mismo territorio está en disputa por las potencias para consolidar su presencia comercial.Los países centrales del mundo cuentan con energía nuclear: Estados Unidos, China, Rusia, India. Es decir que todos cuentan con armamento que produce alta destrucción y ellos, asociados o no, han incursionado en la “guerra de las galaxias” o en el control de espacio para sus propios intereses. Esta es una nueva realidad ineludible.

Empecemos por Siria. Siria le da la posibilidad de salida al mar mediterráneo a Rusia y a China, por ello su significado estratégico: “[…] la Base de Tartus tiene un indudable fin logístico, que permite mantener la flota rusa que opera en el Mar Mediterráneo, constituyéndose, igualmente, en una alternativa en los meses de invierno a los buques de la Flota del Mar Negro, que tiene su centro en la península de Crimea. El año 2009 Tartus tuvo su primera modificación, para servir de albergue a los Buques de propulsión nuclear, constituyéndose en una vía de fácil desplazamiento tanto al Mar Rojo a través del Canal de Suez como al océano Atlántico usando el mar Mediterráneo a través del Estrecho de Gibraltar.” (Leal, 2016)

Allí el Gobierno del Presidente Bashar Al Ásad tenía el apoyo norteamericano y lograba controlar el país. (Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Bashar_al-%C3%81sad, 2016) Pero luego vinieron los negocios con China y Rusia y se cambió es escenario. Se estaba cambiando el orden internacional favorable, allí, a los norteamericanos. Con la llegada de Bashar Al Ásad se establece una nueva estructura en el Líbano y puede afectar intereses de Israel que cuenta con el apoyo norteamericano. (Leal, 2016)

Bajo estas tensiones, los grupos extremistas (que son guerrillas fundamentadas en tradiciones religiosas y políticas. Allí los regímenes políticos son teocracias. Recordemos que estas nacionalidades surgidas de las dos guerras mundiales no tuvieron el siglo XVIII Europeo (Mesa Chica, 2010)) que han visto la intervención de las grandes potencias occidentales, especialmente de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, en su territorio, han encontrado la oportunidad para “defender sus propios intereses tribales y religiosos”.

Como se sabe, Irak era controlado por Sadam Husein, quien era considerado “uno de los más inteligentes hombres del medio oriente”, por su capacidad para establecer el equilibrio entre Sunitas y Chiitas. Allí existe un recurso clave para la economía de los principales países del mundo: el petróleo. Sin embargo, la invasión a Kuwait, fue el comienzo de su definitiva salida del gobierno. Condenado por un Tribunal por el genocidio cometido en una aldea del norte de Irak en 1982, fue llevado a la horca en diciembre de 2006. (Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Sadam_Husein, 2016)

En fin, estamos observando una confrontación por el control de importantes recursos y mercados, por parte de las grandes potencias, que también se observa en África y en el Sudeste Asiático. Pero estas guerras no son sino una corroboración de la hipótesis que hemos planteado al comienzo de este texto. (Huntington, 1997).  Finalmente, entonces no estamos frente a un movimiento intrascendente, sino ante una nueva época que apenas se esboza y comenzamos a comprender. Bajo esta tendencia central se pueden leer guerras locales que se observan en la actualidad.

* Doctor en Gobierno y Administración Pública, Máster en Sociología y Sociólogo, UN. Profesor asociado ESAP. Miembro del grupo Estado y Poder.

Referencias

Frank, A. G. (2008). Reorientar. La economía global en la era del predominio asiático. Valencia: Publicacions de la Universitat de Valencia.

Huntington, S. P. (1997). El choque entre civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial. Barcelona: Paidós Ibérica.

Investigador. (13 de Agosto de 2011). Conversación Informal (Balí, Indonesia). (W. L. Orjuela, Entrevistador)

Kissinger, H. (2011). On China. New York: Kindle Edition.

Leal, P. J. (07 de Julio de 2016). http://www.hispantv.com/noticias/opinion/57751/eeuu-presencia-rusia-siria-daesh-israel. Obtenido de http://www.hispantv.com/: http://www.hispantv.com/

Martínez, W. (06 de Julio de 2016). http://www.telesurtv.net/el-canal/senal-en-vivo/dossier. Obtenido de http://www.telesurtv.net/el-canal/senal-en-vivo: http://www.telesurtv.net/el-canal/senal-en-vivo

Marx, K. (1997). El Capital. Buenos Aires: Siglo XXI.

Mesa Chica, D. (2010). La revolución científico-técnica y el colapso del socialismo real . Medellín: La Carreta Editores.

Mesa, D. (1980). La vida política después de Panamá, 1903-1920. Bogotá D.E.: Colcultura.

Rausch, J. M. (2014). Colombia and World War I. The Experience of a Neutral Latin

American Nation during the Great War and Its Aftermath, 1914-1921 . Lanham, Maryland: Lexington Books.

Wikipedia. (07 de Julio de 2016). https://es.wikipedia.org/wiki/Bashar_al-%C3%81sad. Obtenido de https://es.wikipedia.org/: https://es.wikipedia.org/

Wikipedia. (07 de Julio de 2016). https://es.wikipedia.org/wiki/Sadam_Husein. Obtenido de https://es.wikipedia.org/wiki/Sadam_Husein: https://es.wikipedia.org/wiki/Sadam_Husein

 

 

 

Anuncios